ADOLESCENCIA

Mi hijo adolescente

Mi hijo adolescente

La ADOLESCENCIA es un período de transición, durante el cual se producen cambios a nivel biológico y a nivel psicológico, que implican una nueva forma de relación tanto consigo mismo como con los demás.

¿Qué le ocurre a mi hijo?

Por un lado, va perdiendo su dependencia infantil, pero por otro lado, tiene que empezar a asumir las responsabilidades del adulto.

¿Qué ocurre con los padres?

Los padres, al surgir estos cambios, experimentan también alteraciones en la relación con su hijo.

La conducta característica de la adolescencia es generalmente negativa : FUERTE OPOSICIÓN A LAS NORMAS, CRITERIOS Y VALORES recibidos de la generación adulta (padres) y ello genera dificultades en la relación con los padres y con los profesores.

¿Qué pueden hacer los padres?

Ser PACIENTES y mostrarse COMPRENSIVOS Y FLEXIBLES: no hay que tomarse como una provocación la oposición y discrepancia de los hijos.

Proporcionar APOYO al hijo, HABLANDO CON ÉL, cuando se le ve en disposición de escuchar: no hablar demasiado ni en plan "discurso".

ESCUCHARLE ACTIVAMENTE cuando el hijo habla de sus preocupaciones y de sus dudas: no juzgarle ni criticarle.

Estar dispuestos a ACEPTARLOS como PERSONAS VALIOSAS aunque adopten criterios o normas de conducta diferentes a la de sus padres: el adolescente, lo único que desea de sus padres, es que le acepten de manera sincera, tal y como son. NO ESPERAN QUE LOS PADRES LES DEN LA RAZÓN.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar